MIRADOR DEL CERRO JESÚS NAZARENO

  • mirador

Sitio Turistico Category: Monumentos

Perfil
Perfil
Fotos
Mapa
Opiniones
Productos
  • La primera vez que el arquitecto Jesús Eduardo Romero Parra, 27 años, subió al cerro Jesús Nazareno quedó enamorado de la panorámica.

    Sin embargo, pese a que tenía un punto para crear los diseños del nuevo mirador turístico del barrio Antonia Santos, porque tiene una vista de la ciudad en 360 grados, sabía que enfrentaba un gran reto por las condiciones agrestes y la irregularidad del terreno.

    De inmediato, se adentró en el barrio, para indagar con la comunidad qué quería que se realizara en este cerro, sin alertar a nadie de que la Alcaldía trabajaría en un proyecto para impulsar esta iniciativa turística y religiosa, que hace parte de las propuestas de reparación colectiva de víctimas que presentó el comité de Inpulso de la comuna 8.

    “En los diseños traté de darle forma a lo que querían los niños y los jóvenes, y traté de abarcar las expectativas de los vecinos sobre cómo este cerro podría convertirse en un potencial económico y turístico”, recordó.

    Y es que cada vez que habla del componente social diseños, el rostro se le ilumina y sonríe, pues según él, pese a que ha trabajado en distinto proyectos privados en Meta, Barranquilla, El Zulia, Los Patios, y Cúcuta, las obras sociales son las que más lo apasionan, por lo que no dudó en aceptar este nuevo reto.

    “Si hay un proyecto que me llene mucho es el que le genere soluciones a la gente”, dice. “Me inclino por las obras públicas que benefician a gran cantidad de personas”.

    Es egresado de la universidad de La Salle en Bogotá y dice que uno de sus mayores logros ha sido replicar sus conocimientos en su terruño para poder hacer de Cúcuta una ciudad más atractiva, dinámica y turística.

    Romero asegura que pese a que en este proyecto la inversión no es tan fuerte, como en otras obras locales o nacionales de similar envergadura, esta iniciativa es un ejemplo de cómo con pocos recursos se pueden construir obras de gran impacto social. Este proyecto, liderado por la Secretaría de Infraestructura Municipal, tiene una inversión de mil 500 millones de pesos, en su primera fase.

    Adicionalmente, los diseños contemplan que la población con algún tipo de discapacidad también pueda tener acceso al mirador, gracias a sus nuevos senderos.

    Para acceder a la explanada del cerro y apreciar la panorámica del occidente de la ciudad, los visitantes debían escalar entre arbustos y piedras para llegar.

    “No estamos generando una atracción en esta zona, sino mejorando una tradición que necesita intervención constructiva”, dijo. “Este sitio ya era reconocido, pero no estaba en la mejor condición”.

    Según Romero, este mirador de la comuna 8, que estaría listo este año, tiene 2 mil 600 metros cuadrados de urbanismo, que incluyen senderos peatonales, espacios públicos, locales comerciales, baños, una vista de 360 grados, una escultura de Jesús Nazareno, de más de 25 metros, inspirada en un diseño del maestro Trino Ortega, y las estaciones del Viacrucis, puesto que desde hace más de dos décadas en Semana Santa decenas de feligreses católicos de toda la ciudad peregrinan hacia este lugar.

    El arquitecto aseguró que se tuvo en cuenta en los diseños que la mayoría de los materiales de la obra fueran de la región. En el sendero se usó piedra del sitio, concreto y madera rolliza inmunizada. La parte superior se pretende realizar en gres, adoquín de arcilla y ladrillo abusardado, entre otros materiales.

    “Los constructores están realizando una gran tarea estructural y en confinamiento, su experiencia les permite dar un buen manejo a lo funcional como lo estético. Adicionalmente ha sido un gran reto construir en esta superficie y más aún con las lluvias de hace algunas semanas”, indicó Romero.

    Dijo que este proyecto no solo permitirá seguir construyendo la identidad de la ciudad, sino mejorar las condiciones de vida de los vecinos de este deprimido sector, puesto que la comunidad ve en este proyecto una clara idea de turismo y negocio.

    “Es un proyecto icónico y un gran referente. Debemos ser nosotros, los cucuteños, los que nos apropiemos de nuestros propios equipamientos para proteger, visitar y recomendar estos proyectos turísticos que nos está proporcionando la alcaldía”, finalizó.

     

    tomado de www.laopinion.com.co

  • No Records Found

    Sorry, no records were found. Please adjust your search criteria and try again.

    Google Map Not Loaded

    Sorry, unable to load Google Maps API.

  • Leave a Review

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Rate this Sitio Turistico (overall):

  • Productos:

    La primera vez que el arquitecto Jesús Eduardo Romero Parra, 27 años, subió al cerro Jesús Nazareno quedó enamorado de la panorámica.

    Sin embargo, pese a que tenía un punto para crear los diseños del nuevo mirador turístico del barrio Antonia Santos, porque tiene una vista de la ciudad en 360 grados, sabía que enfrentaba un gran reto por las condiciones agrestes y la irregularidad del terreno.

    De inmediato, se adentró en el barrio, para indagar con la comunidad qué quería que se realizara en este cerro, sin alertar a nadie de que la Alcaldía trabajaría en un proyecto para impulsar esta iniciativa turística y religiosa, que hace parte de las propuestas de reparación colectiva de víctimas que presentó el comité de Inpulso de la comuna 8.

    “En los diseños traté de darle forma a lo que querían los niños y los jóvenes, y traté de abarcar las expectativas de los vecinos sobre cómo este cerro podría convertirse en un potencial económico y turístico”, recordó.

    Y es que cada vez que habla del componente social diseños, el rostro se le ilumina y sonríe, pues según él, pese a que ha trabajado en distinto proyectos privados en Meta, Barranquilla, El Zulia, Los Patios, y Cúcuta, las obras sociales son las que más lo apasionan, por lo que no dudó en aceptar este nuevo reto.

    “Si hay un proyecto que me llene mucho es el que le genere soluciones a la gente”, dice. “Me inclino por las obras públicas que benefician a gran cantidad de personas”.

    Es egresado de la universidad de La Salle en Bogotá y dice que uno de sus mayores logros ha sido replicar sus conocimientos en su terruño para poder hacer de Cúcuta una ciudad más atractiva, dinámica y turística.

    Romero asegura que pese a que en este proyecto la inversión no es tan fuerte, como en otras obras locales o nacionales de similar envergadura, esta iniciativa es un ejemplo de cómo con pocos recursos se pueden construir obras de gran impacto social. Este proyecto, liderado por la Secretaría de Infraestructura Municipal, tiene una inversión de mil 500 millones de pesos, en su primera fase.

    Adicionalmente, los diseños contemplan que la población con algún tipo de discapacidad también pueda tener acceso al mirador, gracias a sus nuevos senderos.

    Para acceder a la explanada del cerro y apreciar la panorámica del occidente de la ciudad, los visitantes debían escalar entre arbustos y piedras para llegar.

    “No estamos generando una atracción en esta zona, sino mejorando una tradición que necesita intervención constructiva”, dijo. “Este sitio ya era reconocido, pero no estaba en la mejor condición”.

    Según Romero, este mirador de la comuna 8, que estaría listo este año, tiene 2 mil 600 metros cuadrados de urbanismo, que incluyen senderos peatonales, espacios públicos, locales comerciales, baños, una vista de 360 grados, una escultura de Jesús Nazareno, de más de 25 metros, inspirada en un diseño del maestro Trino Ortega, y las estaciones del Viacrucis, puesto que desde hace más de dos décadas en Semana Santa decenas de feligreses católicos de toda la ciudad peregrinan hacia este lugar.

    El arquitecto aseguró que se tuvo en cuenta en los diseños que la mayoría de los materiales de la obra fueran de la región. En el sendero se usó piedra del sitio, concreto y madera rolliza inmunizada. La parte superior se pretende realizar en gres, adoquín de arcilla y ladrillo abusardado, entre otros materiales.

    “Los constructores están realizando una gran tarea estructural y en confinamiento, su experiencia les permite dar un buen manejo a lo funcional como lo estético. Adicionalmente ha sido un gran reto construir en esta superficie y más aún con las lluvias de hace algunas semanas”, indicó Romero.

    Dijo que este proyecto no solo permitirá seguir construyendo la identidad de la ciudad, sino mejorar las condiciones de vida de los vecinos de este deprimido sector, puesto que la comunidad ve en este proyecto una clara idea de turismo y negocio.

    “Es un proyecto icónico y un gran referente. Debemos ser nosotros, los cucuteños, los que nos apropiemos de nuestros propios equipamientos para proteger, visitar y recomendar estos proyectos turísticos que nos está proporcionando la alcaldía”, finalizó.